COP
La Meditación

 

1.  La Meditación

Es una práctica milenaria con la cual aprendemos a entrenar nuestra mente para conseguir, a través de estados alterados de consciencia una relajación profunda, tranquila donde aprendemos a conectarnos con nuestra propia esencia, cambiar los patrones de pensamientos que estamos acostumbrados a permitir en nuestro cerebro.

  

2.  Beneficios de su Práctica

Al meditar, simplemente te conectas contigo mismo, con el silencio, en una vía de conexión profunda con aquello que podríamos decir nos conecta con Dios, con la fuente, con el campo cuántico, con la energía en movimiento, o cono tú lo quieras llamar.

Meditar nos lleva a la búsqueda de estados de bienestar constante, donde se equilibra no solo nuestro cuerpo, nuestra mente y espíritu se relajan y llenan de paz. 

En principio, podrás pensar al igual que yo, que la Meditación no es para ti, que estamos viviendo en un mundo caótico donde solo estamos acostumbrados al movimiento y que no te ves meditando, pues la quietud puede desesperarte, puede aburrirte o simplemente pensar que es una perdedera de tiempo.

En mi caso, gratamente, cuando decidí darme la oportunidad, y dejar que la música se apoderara de mi cuerpo, que las ondas y la vibración recorrieran todas mis células, permitiendo que las sanara, que las transformara, esa en definitivamente fue mi mayor descubrimiento, mi forma favorita de relajarme, de encontrar la paz y el amor que tanto buscaba, descubriendo que estas emociones nacen de dentro de en mi, de mi propio SER.l

 

 En principio, podrás hacer tuyo este  hábito con Fantásticos ejercicios de meditación guiados que nos van incitando a dejarnos llevar y simplemente a conectarnos con el cuerpo, con el infinito, con ese ser superior que siempre ha estado, está y estará allí para nosotros.

 Aquí te recomendamos nuestro video, donde te podrás relajar a plenitud, donde abordamos varios temas en una misma técnica que potenciará y renovará tu energía.

Cuando, aún no tienes el hábito de estar más conectado o conectada, más presente en el ejercicio meditativo, la estrategia es no juzgarte, puedes hacerlo  poco a poco, sin forzarte, concentrarse en la respiración será tu reto, el cual te ayudará a ir entrenando tu mente y a introducirte en un modo de consciencia más profundo, que te conectará con la tierra, con tu cuerpo y con tu ser, a experimentar en tu cuerpo sensaciones de plenitud, placer y dicha más recurrentemente, donde la COMPASIÓN será tu principal herramienta en el proceso, no JUZGARSE es la misión al iniciarte, pues poco a poco te conectarás más fácil y más rápido.

Por qué practicarla? ella promueve la relajación, elimina el estrés, potencia tu energía interna conectándote con tu fuerza vital, regula tu presión sanguínea.

Crear hábitos saludables en ocasiones no es fácil, pero está en ti saber en dónde debes enfocar tus esfuerzos y gasto de energía.

Empieza con paciencia, siendo absolutamente compasivo contigo mismo, crea el hábito diario, empieza de a poco, cinco, diez, quince minutos harán la diferencia. 
Solo dale poder a ese pensamiento, la meditación será tu estrategia ganadora para darle paso a nuevas experiencias, haz un inventario de tu realidad, y si vez que el estrés, la angustia, el miedo, los sentimientos de incapacidad, hacen parte de tus principales aliados hoy, sacúdete y simplemente cambia de estrategia, pues esta definitivamente no te está funcionando.
Lo importante es mostrar tu disposición y apertura, establece tu intención de despertar tu naturaleza gloriosa interna,de ver con claridad, de unirte con la vida. 
Observa que estás ejerciendo el dominio sobre tu intención, cómo lo sabes, porque estas en el momento presente, porque respiras y no solo controlas tu respiración, también centras tu intención de desarrollar la capacidad de escuchar lo inaudible y lograr ver lo invisible, empieza con la mentalidad de principiante o la de un niño y deja de lado cualquier consideración o juicio sobre el ejercicio.

 

3.  Qué no hacer a la hora de MEDITAR

 

 

 

No elijas lugares ruidosos, o en medio de situaciones, objetos que puedan ser una interferencia y te puedan distraer.  Por el contrario, escoge un lugar tranquilo, que te inspire paz y que haga aún más fácil este hábito.

Al igual que cuando estamos de celebración, estudiando, paseando, debemos escoger la música que vaya con esta práctica, escoge una melodía tranquila que haga un recorrido inspirador a tus sentidos y deja que la melodía se apodere de ti.

 Adopta una postura ideal, sentado con la columna recta, sin forzar.

No bloquees tu energía, no cruces tus manos, ponlas mirando hacia arriba, así dejarás que la energía fluya con tranquilidad.

Los hábitos se crean cuando empiezas una repetición de acciones que quieres se conviertan en una rutina para ti.  

Por último, en un próximo artículo hablaremos de la aromaterapia y su influencia en nuestra salud potenciando esta práctica de la Meditación, por ahora empieza por escuchar y dejarte llevar y empieza a poner en práctica.

 

Invitación, ¡Medita!y conviértete en un ser compasivo, amoroso, paciente, generoso y en constante conexión contigo mismo.
Escríbenos tus comentarios y experiencias en relación a la meditación, lo haces regularmente, y cuáles son tus consejos con base en tus experiencias, atrévete a contarnos...
  • Jun 13
  • |
  • Mandalas Life Style

Deja un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados